Una playa y una muerte (casi) legal