Entre Csejthe y el jardín de las lilas. En torno a La condesa sangrienta de Alejandra Pizarnik